Estreñimiento y dolor de espalda ¿conoces la relación?

Dieta-equilibrada

Las lesiones en la espalda pueden ser muy dolorosas. Es el caso de las hernias discales, una dolencia que consiste en el desgarro del disco situado entre dos vértebras y que les proporciona la movilidad. Debido a dicho desgarro en su parte externa, más dura, se queda al descubierto la parte interna, blanda, que sobresale y es “pinzada” al moverse.

Una de las cosas que se recomienda a las personas con hernia discal es que no carguen peso y que eviten posiciones que puedan causar presión en la espalda ya que esto puede hacer que se produzca el pinzamiento en el disco y aparezca el dolor .

Cuando se sufre de estreñimiento, el intestino puede acabar acumulando una gran cantidad de materia fecal. Esta materia fecal fermenta causando gases que en algunas ocasiones se expulsan, pero en otras quedan en el vientre acumulados.

Tanto la materia fecal como los gases ocupan espacio y cuánto más se acumula, más presión pueden llegar a ejercer sobre los órganos cercanos. No olvidemos que la columna vertebral está situada justo detrás de los intestinos, así que si estos ejercen un cierto empuje pueden perjudicar a la columna presionando sobre el disco y aumentando el dolor.

Otro de los problemas cuando existe estreñimiento es que las heces se vuelven mucho más duras y más difíciles de expulsar, lo que obliga a que la persona tenga que hacer una mayor esfuerzo durante la evacuación . Este esfuerzo también repercute en la espalda, especialmente en la parte baja.

Por eso, si se sufren problemas de espalda es muy recomendable evitar dentro de lo posible el estreñimiento consumiendo, por ejemplo, alimentos laxantes que ayuden al tránsito intestinal. Los alimentos ricos en fibra suelen ser una gran ayuda para conseguir descongestionar el vientre , por ejemplo los cereales integrales.

También la fruta es rica en fibra, especialmente algunas frutas como el kiwi que ayudan a regular el tránsito. Es importante que en la dieta no falten las verduras ni tampoco pequeñas cantidades de grasas saludables como el aceite de oliva, el pescado azul, y frutos secos que contienen grasas saludables.

En muchos casos, el estreñimiento se debe a una falta de líquidos y a un excesivo sedentarismo. Si el cuerpo no se mueve no trabaja como es debido porque no se activa. También es importante beber mucha agua y no tomar bebidas carbonatadas que podrían hacer que los problemas de gases fueran todavía más graves.

 

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.