Pon color a tu vida y levanta el ánimo

color-levanta-animo-209-1¿Sientes malestar sin estar enfermo? ¿Notas como la vaguedad se va apoderando de tu día a día sin poder hacerle frente a las adversidades que la vida te propone? ¿Piensas que la rutina es ya un  hecho presente en tu jornada diaria? ¿Has intentado por todos los medios recuperar esos ánimos que poco a poco se han ido perdiendo y aun así sigues sin conseguirlo? Quizás aquí encuentres las respuestas a todo ello.

 

Has cambiado las rutinas alimentarias, intentas hacer pequeños cambios en tu vida, retomar el gimnasio, salir más con los amigos; en definitiva te intentas cuidar más, sin embargo algo hay que te impide el avance…

Quizás sean los colores que rodean tu vida los que te están atrapando en esa situación de malestar perenne. ¡Pon color a tu vida!

El Feng Shui  es un arte que a paso lento se ha ido imponiendo en nuestra cultura, no obstante es un arte milenario que surge en China, cuya función principal es encontrar el equilibrio en los elementos que nos rodea, y como no era de extrañar, ese equilibrio lo encontramos en la naturaleza.  La etimología del término Feng Shui surge de la unión de las palabras chinas viento y agua.

Dentro de esta disciplina encontramos la gran importancia que prima en los colores, lo que actualmente denominamos como color-terapia o cromoterapia.

Aplica la Color-terapia o Cromoterapia

¿Has pensado cómo pueden influir los colores y sensaciones en tu vivienda? Los colores no solo son una gama de tonalidades que parten desde el blanco al negro con un sinfín de matices diferentes, además transmiten. Está más que comprobado el efecto que provocan los colores en la persona que los percibe. Un color puede generar excitación, tranquilidad, paz, seriedad, alegría…

Por todo ello es más que importante que tengamos en cuenta los colores con los que decoramos nuestros hogares, ya que el empleo incorrecto de estos puede provocar en nosotros sensaciones indeseadas.

Debes de rodearte de colores que te activen, que te aporten esa armonía necesaria en la vida y que transmita lo que realmente quieras transmitir a tus invitados. No hay nada mejor para renovarse por dentro que empezar desde afuera. También debes comprobar que la combinación de colores emplearías en cada estancia de tu casa y el significado de estos.

Como consejo puedo decirte que dependiendo del fin de cada habitación tendrías que pensar el color que se adapta más a tus necesidades. Aquí te dejo algunas recomendaciones:

Los Baños: Además de los tonos blancos por su  capacidad de transmitir pureza, optaría por tonos naranjas, rojos, amarillos… Estos tonos pertenecientes a la gama de los colores cálidos tienen la característica de ser colores excitantes. ¿Qué mejor que comenzar la mañana que activándonos con una buena ducha rodeados de colores que nos empujen a empezar el día con fuerza?

Cocinas y comedores: Sin lugar a duda optaría por tonos cálidos de la gama de  los rojos, ocres, naranjas… En ellos además de encontrar la energía necesaria para comenzar el día en condiciones, también encontraremos el apetito. Colores que nos recuerdan a los alimentos. No obstante, optaría por suavizar este gran aporte de energía con algún tono como el beige o el verde claro que neutralice un poco aportando suavidad a la estancia.

Salas de estar, salones, comedores o bibliotecas: Los tonos cremas mezclado con una amplia gama de tonos verdes, violetas e incluso azulados, nos dará a la estancia un aspecto más natural, colores que nos recuerdan la hierba, las flores…

Dormitorios: Sin duda los tonos más apropiados serán el azul, el beige y el blanco. En ellos encontrarás serenidad, calma, pureza… lo que te garantizará un buen descanso además de aportar elegancia y equilibrio a la estancia.

Cambia pequeñas rutinas desde fuera y empezarás a notarlas por dentro.

Esta entrada fue publicada en Hogar. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.