Pavimento de diseño personalizado a precio de cemento

Pavimento de diseño personalizado a precio de cemento

El microcemento ha pasado en muy poco tiempo de tapizar los suelos de galerías comerciales, espacios públicos con mucho tránsito y naves industriales a convertirse en un elemento de la decoración más actual.

Una propuesta chic que comienzan a adoptar los usuarios privados tras pasar por la consideración y el visto bueno de los decoradores e interioristas que la adoptaron hace tiempo para boutiques de marca y discotecas.

El microcemento se ha instalado en nuestro imaginario constructivo como una fórmula viva, aliada del diseño arquitectónico más sencillo, diáfano, limpio y moderno.

En esencia, el microcemento es un pavimento continuo de cemento pulido sin ningún tipo de enlosado o apariencia de losetas, que propone incluso atrevidos revestimientos para los techos.

Un material vista que puede ser coloreado en todos los tonos imaginables y proporcionar todo tipo de ángulos en esquinas y uniones con otras composiciones, en acananaladuras, con soportes y pesos de todo tipo y texturas a la medida de los gustos más o menos comunes.

Pero, ¿qué aporta el microcemento además de una estética nueva y actual? Tal vez lo primero sea la sencillez de su aplicación al suelo. Los operarios necesitan muy poca experiencia o conocimiento alguno de la técnica. Se trata de colocar el cemento y distribuirlo regularmente con una maquinaria manual también fácil de operar.

Lo segundo que destaca en las aplicaciones del microcemento es que sus lechadas se pueden colocar cubriendo superficies anteriores, previas, incluso las más deterioradas. Es la propiedad autonivelante del microcemento, un material con su técnica de instalación que, de todas formas, también puede proporcionar nuevas nivelaciones de los pavimentos, otras alturas o un aspecto totalmente diferentes a las estancias donde se adaptan.

El microcemento se puede aplicar sobre los materiales del suelo más diversos, sobre porosos, sobre yeso, revestimientos cerámicos, lisos o no, azulejos, mármol, metal, fibrocemento, hasta el pladur, aunque, en cambio, no es apto para los que están estructurados solamente en madera.

El microcemento suele instalarse con espesores variables, pero siempre muy finos, normalizándose los que cuentan con apenas 2 milímetros que acaban por cerrar totalmente las imperfecciones de los pavimentos sobre los que se soportan.

El microcemento tiene la gran ventaja de ser muy resistente a la acción de la abrasión, del agrietamiento, al rayado, a la compresión, a la agresión propia del tránsito continuo de personas y mercancías, de ahí el uso intensivo que se ha hecho en la industria y el comercio como soporte y pavimento en las zonas de trabajo.

La última tendencia de las aplicaciones del microcemento es la de instalar guardas de diseño que confieran a los pavimentos unas terminaciones únicas en los extremos, así como la imprimación de logotipos o dibujos elaborados que se reflejan en la lechada del cemento mientras este está fresco.

Otra de las últimas aplicaciones consiste en convertir las estancias privadas en un reflejo impactante de figuras vegetales en pavimentos coloreados, en los que suelos, techos y paredes forman parte de una misma decoración envolvente, que, como un trampantojo, cubre toda la habitación pero también al observador que accede a un espacio irreal, imaginario, selvático y sugerente. Una naturaleza que brota de la mano del microcemento.

Sin duda, una opción original para quienes quieran pasar del microcemento como elemento accesorio del diseño de interiores al gusto por el toque genuinamente personal, ¿por qué no?, onírico.

Algo que hace a estas superficies tan genuinas, como las que visten los pavimentos dispuestos con otros materiales más costosos y llamativos como el mármol. El microcemento puede ser, así, como cualquier otro material noble, una superficie de pavimento única.

Pavimento de diseño personalizado a precio de cemento.

Esta entrada fue publicada en General, Negocios - Empresas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *