“No todos los jardines verticales son jardines”

La falta de espacios vegetados en la ciudad ha generado un boom de los llamados jardines verticales en espacios públicos y privados. Estos jardines son en su mayoría fachadas vegetales, es decir, paramentos verticales recubiertos de vegetación, que a veces pueden llegar a ser obras de arte, como es la fachada vegetal realizada por Patrick Blank en el edificio Caixa Forum de Madrid. Pero, ¿deberían llamarse jardines verticales?

Según explica Nathalie Gidrón, del estudio de arquitectura y paisajismo Barbarela Studio, “un jardín lo es cuando está diseñado para el placer de los cinco sentidos. Si se reduce al placer de la visión, sería un tapiz contemplativo. Los jardines verticales para que sean jardines tienen que ser transitables”.

El tamaño cada vez más reducido de las viviendas hace que sea difícil convivir con vegetación, y esa falta de interacción es lo que demanda el ciudadano. Dada esta falta de contacto con la vegetación en las viviendas, lo deseable sería que cada ciudadano accediera a un jardín en un radio de máximo 15 minutos de su casa.

Debido a la falta de suelo en la ciudad, la propuesta de realizar jardines verticales diseñados como plazas, parques o jardines horizontales de nuestras ciudades, que no solo garanticen las condiciones necesarias para que la vegetación viva en vertical, sino que se piensen para el uso y disfrute de los ciudadanos, sería una buena solución.

Las ciudades deberían ofrecer espacios públicos en altura para cubrir la necesidad de mantener al ciudadano en contacto con la naturaleza, y no cubrir únicamente medianeras y tapias con vegetación, que muchas veces caen en una moda ‘verde’ que intenta vender una falsa sostenibilidad.

Acerca de Barbarela Studio – http://www.barbarela.net

Desde su estudio en la ciudad de Alicante, Barbarela Studio se ha posicionado como uno de los estudios de referencia en la Comunidad Valenciana en materia de paisajismo.

Uno de sus trabajos más celebrados es el Jardín Vertical del espacio cultural Las Cigarreras de Alicante, proyecto que ha sido seleccionado en la categoría de Ciudad y Paisaje de los prestigiosos Premios FAD de Arquitectura e Interiorismo 2011 y que sitúa a Barbarela Studio en el mapa nacional de los estudios especializados en paisajismo. Este proyecto refleja el interés principal del trabajo de Barbarela Studio, en la frontera entre la arquitectura y el paisaje, la calidad y el low-cost, la sostenibilidad y la invención, el rigor disciplinar y la transversalidad profesional.

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *