Fraude del extra virgen en Italia

En Italia se ha descubierto el fraude del aceite de oliva, según publican esta semana todos los medios, tanto nacionales como internacionales. El fraude es muy simple, consiste en comprar aceite de oliva a un precio muy bajo en países del área mediterráneo como España, Tunez, Grecia o Morocco y revenderlo por un precio mucho mayor. Con ello multiplicando su precio por 5 o incluso 6 veces. Sinceramente no es ninguna novedad, ya que lo llevan haciendo desde el origen de los tiempos, pero ahora teóricamente hay un impedimento en hacerlo, ya que la Unión Europea prohíbe etiquetar algo con una denominación de origen mientras el producto es de otro lado.

Origen del fraude del aceite de oliva

Si nos remontamos en el tiempo, hacia los tiempos del imperio romano, cuando ellos mismos introdujeron el cultivo del olivo y la obtención del aceite. La provincia Baetica, ahora mismo Andalucía, en aquellos tiempos ya era el primer productor del aceite de oliva y ahora mismo exporta cientos de miles de toneladas hacia Italia en Granel. Lo que pasa con ellos es evidente, se etiquetan como aceite de oliva «made in Italy». Vamos que teóricamente es algo muy grave, sin embargo es algo muy extendido, pero enriquece mucho a los Italianos y empobrece a los Españoles. Por lo visto estamos hablando de 5.000 millones de euros anuales, una cifra impresionante, comparable con las ayudas agrarias PAC.

Como podemos proteger nuestros Extra Vírgenes

Realmente es algo imposible de frenar, las compañías envueltas en ello son tan grandes y poderosas que es imposible a corto plazo. Tienen que hacerlo las propias productoras y el gobierno de la Junta de Andalucía, para frenarlo de algún modo. Ahora mismo se establecen multitud de denominación de origen, sin embargo, esto solo ayuda a pequeños agricultores, pero aquí estamos hablando de compañías que facturan de 50 a 500 millones e incluso mas. De hecho, si Italia deja de comprar este aceite nos quedamos con un excedente de producción de unos 400.000 toneladas aproximadamente, así que el problema es bastante serio y no se puede frenar de golpe.

Ademas nunca sabremos los nombres de las compañías que se dedican al turbio negocio, ya que podría ser un duro golpe a la economía Italiana, a no ser que se filtren de algún modo, pero el periodista que lo publique, sinceramente podría aparecer en la cuneta con un tiro en la cabeza. Recordemos la película «El Padrino», su primer negocio, era importación del aceite de oliva.

Esta entrada fue publicada en Gastronomia, Medios de Comunicación y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *