¿Cómo reconocer los electrodomésticos ecológicos?

Cada día somos más cosmopolitas, tenemos nuevas necesidades que nuestros antepasados ni siquiera podrían imaginar, nos hemos acostumbrado a vivir con ciertas comodidades sin las que hoy en día nuestra vida sería bastante más difícil.
Pero todas estas comodidades tienen un precio y con ello, no nos referimos al dinero que cuestan, sino a la energía que consumen, la contaminación que provocan, etc. Por ello, cada vez hay más personas que se preocupan de que sus nuevos electrodomésticos sean mas respetuosos con nuestro planeta, el frigorífico, el aire acondicionado ecológico
¿Qué quiere decir que los electrodomésticos sean ecológicos? Se trata de aparatos que necesitan menos energía para alcanzar el mismo rendimiento. El resultado de esto es que contaminan menos que el resto de aparatos y con ello ahorramos en la factura de la luz y cuidamos nuestro planeta.
Pero, ¿Cómo podemos saber que electrodomésticos son más eficientes?
La legislación europea establece que todos los electrodomésticos que se vendan en la UE han de estar etiquetados. En esta etiqueta se debe hacer constar su consumo energético y su grado de eficiencia.
La eficiencia energética de un electrodoméstico se mide en una escala que va de la A a la F. Los más eficientes, y por lo tanto los más económicos, son los de tipo A.
Algunos electrodomésticos van más halla, como los frigoríficos y congeladores, que tienen las etiquetas de A++, que es aún más ecológico.
Normalmente, este tipo de electrodomésticos que producen frio son más contaminantes que el resto, por ello, debemos prestar especial atención para comprar un frigorífico o un aparato de aire acondicionado ecológico.
Se estima que tener un hogar ecológico, con electrodomésticos eco puede llegar a reducir el calentamiento global hasta un 40% por familia, deberíamos replantearnos esta opción de compra, esta forma de vida de pensamiento solidaria que apuesta por el futuro de nuestros hijos y nietos, en dejarle un buen hogar, lleno de verdes campos, bosques y praderas donde poder jugar, poder respirar aire fresco en la montaña y nadar en un limpia y preciosa playa, tal y como podemos hacerlo nosotros ahora…
Los padres se preocupan de cuidar a sus hijos, de darle un futuro mejor, unos buenos estudios para que puedan crecer profesionalmente e inculcar unos valores, pero a veces se olvidan de lo que les esta perjudicando poner la lavadora cada día, el lavavajillas, el horno y el frigorífico o el simple hecho de no comprar un aparato de aire acondicionado ecológico.

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *