Las calderas

Una de las razones que ha llevado al incremento de la instalación de calderas en España, ha sido la generalización de la red de suministro de gas natural en el país. El fuerte crecimiento del sector así como la aparición en el mercado de productos cada vez más avanzados, provoca que en muchas ocasiones el consumidor final tenga grandes dudas acerca del tipo que más le interesa o el más indicado en función de las características de su hogar.

Prueba de ello es la extensión de las calderas murales en comparación con las de pie, que solo representan una cuarta parte de las instalaciones que hay en la actualidad en nuestro país, ya que en cuanto a rendimiento, potencia o tipo de combustible utilizado, ambas son totalmente similares.

A pesar de que la diferencia sea tan amplia debemos de tener muy claro que la única diferencia que existe entre los dos modelos de calderas es su ubicación. Ya que las calderas de pie son colocadas directamente sobre el suelo, mientras que las murales son colocadas en la pared.

No podemos dejar de destacar que ambas son utilizadas para aplicaciones mixtas, es decir, tanto para el suministro de agua caliente como de calefacción.

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *