Prepárate para el verano…logra un abdomen plano

Tener un abdomen plano es un placer para algunos y un sacrificio para otros. El mecanismo clásico es una dieta saludable, balanceada y muchas horas de gimnasio y abdominales. El ejercicios juega un rol fundamental a la hora de verse bien pero muchas veces la falta de tiempo y la propia rutina no nos deja tiempo para la actividad física o así mismo muchas veces ese rollito del abdomen es imposible de quitar.

La solución para obtener un abdomen perfecto es la abdominoplastia. La abdominoplastia es una cirugía que busca mejorar la apariencia del abdomen. Muchas veces es necesario luego de un embarazo o a determinada edad donde la elasticidad no es la misma que a los 18 años. Usualmente luego de una pérdida grande de peso el abdomen queda con un aspecto flácido y requiere de este tipo de cirugías para volverlo a la normalidad.

Las causas más comunes en donde los individuos recurres a este tipo de cirugía plástica es luego del embarazo, por un acumulo graso, debido a hernias de la pared abdominal, al envejecimiento, por herencia, o perdida excesiva de peso. Estos casos solamente se ven resultados con una abdominoplastia ya que los métodos más comunes no son factibles.

La abdominoplastia es una cirugía que requiere varios cuidados, se realiza en un quirófano con anestesia general, y la incisión es orientada de forma horizontal. Tiene una duración aproximada de 2 horas o más y el dolor es moderado, con la utilización de analgésicos, así como también se deben utilizar antibióticos y antiinflamatorios. Requiere de anestesia general y la  internación del paciente por lo menos dos días para un mejor control.

Los resultados finales de una abdominoplastia se verán de forma gradual, luego que disminuya la inflamación, igualmente se deben modificar los hábitos alimenticios así como la actividad física. Los beneficios que presenta la abdominoplastia son claramente visibles, un abdomen plano que presenta reforzada las estructuras musculares de la pared abdominal, en algunos casos una reconstrucción del ombligo y la inexistencia de grasa corporal en el abdomen.

 

Esta entrada fue publicada en Salud y Medicina y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *