Productos orgánicos

Cada vez son más lo que piensan de forma natural y apuestan por los productos orgánicos. Para Secretos para el Bienestar –secretosparaelbienestar.com- nunca ha sido tan importante sumarse al mensaje de la agricultura sostenible y los productos orgánicos como claves para salvar nuestra salud y la del planeta.

Muchos lo llaman agricultura del Siglo XXI o del futuro. El incremento de la mentalización hacía productos naturales y su consumo aumenta día a día. El poder de las empresas químicas que monopolizan el mercado de fertilizantes y semillas genéticamente modificadas va perdiendo fuerza ante la presión callada y eficaz de grupos ecologistas y personas influyentes que apuestan por modelos de producción naturales, no invasivos y respetuosos con nuestra salud natural y la del entorno. El sistema de no educación, subsidiario de intereses económicos, va cediendo terreno a favor de lo natural.

Los productos orgánicos en alimentación o en cosmética son indudablemente más saludables que los productos con componentes químicos, aunque muchos nutricionistas digan lo contrario. Consumir algunos elementos básicos de una dieta orgánica puede ayudar a desarrollar la estructura muscular, aumentar la fibrosidad y destruir parte de la grasa acumulada. Por no citar el gran favor que hacemos al planeta al reducir el uso de semillas y aditivos químicos, plaguicidas y todo tipo de compuestos utilizados para aumentar la productividad.

A pesar de estos avances en la mentalidad de la población los más de 40.000 productos de un gran supermercado aún distan mucho de acercarse a la calificación de orgánicos. En el mejor de los casos encontraremos una reducida línea de productos etiquetados bajo esta denominación. Secretos para el Bienestar –secretosparaelbienestar.com- comparte la opinión de que hoy en día poder llevar una dieta completa de productos orgánicos es difícil por la oferta y costoso por el precio. No obstante recomienda elegir determinados productos clave como ciertos nutricionales para completar y regular la alimentación. También es sencillo sustituir los principales productos de cosmética por otros orgánicos.

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *