Cómo los imanes alivian el dolor

Para nadie es un misterio los efectos beneficiosos que el magnetismo ejerce sobre el cuerpo humano. Desde hace ya mucho tiempo es una de las herramientas más extendidas en medicina y en todo tipo de medicina alternativa, que cada vez más, recomiendan la utilización de tecnología magnética que puede aliviar el dolor en los pies, las manos o la espalda.

Para Secretos para el bienestar –secretosparaelbienestar.com- el uso del magnetismo para aliviar dolores y para restaurar el equilibrio del organismo, es una realidad a la que ya pocos se oponen. Durante años son millones los casos que avalan unos resultados rápidos, seguros y eficaces.

Aunque la medicina tradicional no es compatible con la creencia de que los imanes pueden curar el dolor, no hay razón científica para esta creencia. La terapia magnética se basa en la comprensión de cómo los campos magnéticos interactúan.

Campos magnéticos y el cuerpo humano

Los imanes estáticos, en los que Nikken es pionera y líder en el mundo, han demostrado sus grandes beneficios para la prevención y para el alivio de molestias y dolores. Una de las formas más sencillas de utilizarlos es incorporando a tu vida la algunos de los productos de Nikken como sus plantillas o la joyería magnética, que produce un campo estático magnético inmutable.
Los imanes tienen un efecto sobre la forma en que funciona el sistema nervioso, posiblemente bloqueando o cambiando los impulsos de dolor. Según el Centro Nacional para la Medicina Complementaria y Alternativa de los Estados Unidos (National Center for Complementary and Alternative Medicine, NCCAM), los campos magnéticos pueden cambiar el equilibrio entre el crecimiento y la muerte celular, aumentar el flujo sanguíneo a las zonas afectadas y aumentar la temperatura alrededor de la zona afectada.
Un poco de historia

La terapia magnética se ha utilizado desde tiempos de los antiguos griegos. En el siglo III DC, los médicos griegos habían empezado a utilizar anillos magnéticos para el tratamiento de la artritis y pastillas magnéticas para detener el sangrado. En la Edad Media, los imanes se utilizaban para tratar enfermedades como la gota y eliminar toxinas del cuerpo a base de metal y para limpiar heridas. En los Estados Unidos, la popularidad de la terapia magnética se inició después de la Guerra Civil. Los curanderos creen que la enfermedad podría ser curada mediante la manipulación de los campos magnéticos dentro de la sangre y vendían imanes para este propósito.

Secretos para el Bienestar –secretosparaelbienestar.com- recomienda acercarse a la variada gama de productos de Nikken que incluye todo tipo de elementos que van desde los más simples a los más sofisticados. Aunque tan solo fuera por curiosidad nadie debería dejar de probar la tecnología que ofrecen los productos magnéticos en la seguridad de que la mayoría quedará sorprendida por los beneficios que aportará a su bienestar algo tan simple y natural.

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *