Di adiós a tus problemas bucales

Con el fin de mantener la buena salud de tu boca, así como los dientes durante toda tu vida, debes seguir unos sencillos pasos. La buena calidad bucal implica un cuidado mucho más allá del cepillado de los dientes dos veces al día.

Para Secretos para el bienestar –secretosparaelbienestar.com- los problemas en los dientes son causa de muchos males y de un descenso considerable en la calidad de vida y bienestar de demasiadas personas. La prevención y adquirir unos hábitos de limpieza e higiene son acciones elementales y obligadas.
.
Debes visitar a tu dentista o higienista y hablar con él acerca de las condiciones específicas de tu boca y también de tu salud general. Por ejemplo, los tratamientos relacionados con el cáncer, trastornos cardíacos, el embarazo, la diabetes o implantación de dispositivos dentales (aparatos ortopédicos, prótesis dentales) pueden tener un impacto en tus dientes y encías y pueden provocar algunos cambios en su salud. Cuando conversamos con nuestro odontólogo o higienista considerando nuestro estado general de salud, unido a las condiciones de nuestra salud bucal, debemos establecer una rutina específica, que nos sea fácil de seguir en el día a día.

El uso de flúor es beneficioso tanto para adultos como para niños. Ayuda a fortalecer los dientes en los niños y también previene la caries. Los enjuagues bucales y pastas dentales contienen fluoruro, el agua del grifo también lo contiene pero en niveles muy bajos y esto no ayuda en la prevención de la caries dental.
Cepillarse los dientes dos veces al día, mañana y noche, así como usar el hilo dental es imprescindible para una higiene adecuada pero lo ideal es cepillarse los dientes después de cada comida. Estas actividades ayudan a remover y desprender la placa, que suele unirse con el azúcar y los ácidos adquiriendo formas que conducen a la caries dental. Las placas bacterianas son las causantes de enfermedades en las encías.

Hay que limitar la ingesta los alimentos con alta cantidad de azúcares y almidón, tales como galletas, dulces, pasteles, etc estos producen ácidos en la boca que inician el proceso de descomposición.
Fumar cigarrillos añade al riesgo de cáncer oral y cánceres relacionados con el esófago la faringe y la laringe, enfermedades de las encías, conduce a la mala respiración, decolora los dientes e intensifica otros problemas de salud oral.

Es muy importante examinar la boca de forma periódica y visitar al dentista al menos dos veces al año.

El estado de nuestras encías y dientes son un reflejo de la historia íntima de nuestra salud general. Por lo tanto es necesario mantener la salud de nuestra boca diarimente.

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *