Edukey Education presenta Class Charts una aplicación gratuita para gestionar las aulas.

Los Comportamientos en el aula son un desafío para todos los profesores, pero con el conocimiento previo de los alumnos, la planificación y el uso eficaz de algunas herramientas de gestión del aula los problemas de conducta se pueden superar y conseguir que el aprendizaje sea una realidad.

Edukey Education Ltd. Somos especialistas en el suministro de soluciones innovadoras para el aprendizaje en los colegios. Nuestro objetivo es conocer las necesidades de la comunidad educativa y contamos con la experiencia y profesionalidad de educadores avalados por su impecable trayectoria y su reconocido prestigio dentro del sector de la enseñanza. En definitiva lo que hacemos es, basándonos en el conocimiento de los profesionales, adaptar nuestros productos a las necesidades reales de los profesores y de los equipos que gestionan los centros educativos.

La gestión del comportamiento en relación con las interrupciones en el transcurso de las clases  es esencial para mantener un ritmo de trabajo constante entre los alumnos que nos asegure la consecución de los objetivos del curso escolar. Para lograr estos propósitos es de suma importancia recompensar a los alumnos que muestran un progreso e interés optimo mientras se debe penalizar a aquellos alumnos cuyo comportamiento frena el avance del resto de la clase de acuerdo a las normas establecidas por el centro.

Al aplicar los procedimientos de conducta, es importante mantener reglas constantes y rutinarias. La normativa de comportamiento del centro debe establecer el tipo de sanción que se corresponde con el grado de la infracción cometida por el alumno. Las sanciones aplicadas no deben ser distintas para dos alumnos que han incumplido las mismas normas de conducta.

Sin embargo, el simple hecho de aplicar castigos y recompensas no siempre consigue mantener un ritmo de trabajo constante en los alumnos. Es necesario un cierto nivel de confianza entre el profesor y el alumno, para que tengan presente que serán recompensados ​​por cumplir con sus tareas asignadas y que sólo pueden recibir consecuencias negativas por no haberlo hecho. Los profesores no pueden permitir que el comportamiento negativo de un grupo de alumnos afecte negativamente al progreso del resto de la clase.

Los métodos modernos para gestionar el seguimiento de los problemas de conducta, sus castigos y recompensas,  incluyen el uso de un sistema de gestión de aulas (CMS. Classroom Management System). Un CMS permite al profesor otorgar “puntos” positivos como premio a un buen comportamiento y aplicar “puntos” negativos cuando el alumno comete una infracción relacionada con el comportamiento. Estas calificaciones irán sumando o restando puntos a cada perfil de alumno de manera que se pueda comprobar de manera rápida si el comportamiento global del alumno es positivo o negativo. Además, también se pueden añadir registros de actividades, por ejemplo, un alumno puede recibir puntos negativos por no haber terminado los deberes.

Estos sistemas también proporcionan otras funcionalidades como los partes de asistencia, informes de comportamiento de una clase, gráficos, tablas e información para los padres. Estos datos se pueden compartir con el Jefe de Estudios, Coordinadores o Tutores  en las reuniones, y proponer estrategias que se puedan llevar a cabo. Posteriormente se pueden realizar comparativas de los resultados obtenidos después de aplicar ciertos cambios a la gestión de una clase pudiendo medir, de esta manera, el porcentaje de éxito obtenido con dichos cambios.

Para más información sobre Sistemas de Gestión de Aulas pueden visitar:

http:// www.es.classcharts.com

Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *