Lisboa, la ciudad perfecta para practicar deportes náuticos

Vela en EstorilLa extensa costa portuguesa y el buen clima del verano hacen de este país uno de los mejores para la práctica de deportes náuticos. Además, Lisboa reúne algunas de las condiciones necesarias para realizar otro tipo de actividades saludables que atraen cada año a miles de personas.

La zona de Lisboa, bañada por el río Tajo y por el Océano Atlántico, cuenta con una gran extensión de kilómetros de playas de arena fina, ideales para practicar surf en ellas. La playa de Guincho, situada en Cascais y enmarcada en el Parque Natural de Sintra-Cascais, está caracterizada por los fuertes vientos, que dejan algunas de las olas más grandes de la región. Por esta razón, en los últimos años se ha convertido en escenario de competiciones europeas de windsurf y surf. Los más arriesgados pueden alquilar una tabla y practicar alguno de estos deportes, o bien pueden hacer parapente desde los acantilados. Cascais también es famosa por la práctica de vela, desde donde se parte para visitar algunos de los recónditos de la costa lisboeta más alucinantes.

En la Costa da Caparica, a unos pocos kilómetros al sur de la capital portuguesa, se encuentra el club Caparica Surf, que imparte clases de surf para todas las edades y para todos los niveles.

En la costra de Sintra también se encuentran algunos de los arenales más solicitados, como por ejemplo Praia Grande, considerada hoy en día la capital del bodyboard por las grandes olas que proporciona. Los amantes de esta modalidad deportiva se reúnen aquí para celebrar algunos de los campeonatos más prestigiosos europeos y mundiales. Además, esta playa es perfecta para familias con niños, ya que en ella se pueden descubrir 66 huellas de dinosaurios milenarios.

Para aquellas personas que prefieran deportes de tierra, caminar a pie es una de las mejores formas de hacer deporte y turismo al mismo tiempo. Lisboa es una ciudad muy urbana que, aunque posee pocos parajes naturales en los que hacer senderismo, recorrer su casco histórico, el Parque Florestal Monsanto, el Parque de las Naciones, la ribereña zona del río Tajo y las Sierras de Arrábida y Sintra, ya es en sí una actividad deportiva. Además, en Lisboa se ofrece el servicio de alquiler de bicicletas para dar magníficos paseos por la ciudad y la orilla del Tajo por el carril de bici, que consta de un total de 40 kilómetros.

La capital lusa también es un destino ideal para jugar al golf en cualquier época del año. En un radio de 45 a 60 minutos de ella, los amantes de este deporte de aire libre pueden encontrar campos para todos los niveles y gustos. En Herdade da Vargem Fresca, situada a menos de 50 kilómetros de Lisboa, se encuentra Ribagolfe, el proyecto más reciente de golf que cuenta con 18 hoyos. Al sur del Tajo, el Aroeira II, integrado en un complejo turístico, también ofrece la opción de la práctica de esta actividad deportiva. Aún más cerca de la capital, en Cascais, se encuentra el campo Quinta da Marinha Oitavos, otra alternativa a tener en cuenta por los amantes del golf.

Esta entrada fue publicada en Viajes y Turismo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *