Nikken, agua de vida

Secretos para el bienestar -secretosparaelbienestar.com- recuerda la importancia de incorporar a nuestras vidas un agua de gran calidad. El agua, junto con el aire, es una de las substancias fundamentales para la vida y de su pureza y calidad depende gran parte de nuestra salud y bienestar.

La mayoría del agua que bebemos, tanto mineral como corriente, aporta un elevado nivel de acidez bastante negativo para nuestra salud. Al mismo tiempo ha perdido buena parte de sus efectos hidratantes con lo que su eficacia queda considerablemente reducida. El agua PiMag de Nikken que proporciona su sistema de filtración Waterfall consigue transformar el agua del grifo en una de la mayor calidad y con el PH adecuado para tu organismo. Agua viva se denomina en Japón.

Al menos ocho vasos al día es la cantidad que durante años hemos oído. Pero la cuestión no es cuanto sino qué. La mayoría de la gente se preocupa por la cantidad y no por la calidad. El secreto es beber agua de calidad con alto poder hidratante y sustituir alguna toma con otras fuentes de líquido como los vegetales, las frutas y alimentos con alto contenido en agua.

Pero lo más importante a la hora de beber agua es buscar una de calidad con verdaderas cualidades hidratantes y con el mínimo de agentes tratantes utilizados para su conservación. Eliminar la acidez y aumentar el PH garantiza que sus propiedades naturales se mantienen.

El sistema de filtración de Nikken está considerado como el sistema purificación de agua más eficaz existente en el mercado doméstico. Ha recibido el sello de aprobación de oro que otorga la Asociación de calidad de agua de los Estados Unidos. Recordemos que ese país es el mayor consumidor de agua mineral del mundo. El sistema Nikken transforma el agua corriente del grifo regulando el equilibrio entre la acidez y la alcalinidad (PH). El agua alcalina con niveles bajos de oxidación ayuda a restaurar el equilibrio y protege el cuerpo contra las enfermedades. Su sofisticado sistema de filtración en tres etapas está basado en la inducción por gravedad que fomenta el movimiento natural del agua. Incorpora imanes para aportar magnetismo y reduce el cloro en un 90%.

Hay varias costumbres arraigadas sin excesivo fundamento científico. Una de ellas, es que el agua ayuda a perder peso. Nada más lejos de la realidad. Lo que verdaderamente se puede afirmar de la ingesta de grandes cantidades de agua es que reduce el apetito y aumenta la sensación de saciedad. Así que olvídese de esa imagen habitual de personas con botellas de agua en la mano, de camino al gimnasio o en su mesa de trabajo, animadas por conseguir reducir esos kilos de más. Lo que sí ha quedado demostrado es que la ingesta de agua en alimentos con alto contenido de líquidos si es efectivo para perder peso.

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *