Comer bien sin renunciar al sabor

A la hora de hacer una dieta, siempre pensamos en ello de manera negativa y lo solemos asociar con la falta de sabor. Desde que nacemos, estamos programados para identificar y preferir los sabores dulces. Esto, además de nuestro natural desagrado por los sabores amargos, se cree que ayudó a nuestros antepasados a distinguir entre plantas comestibles que podrían ser nocivas y aquellas potencialmente nutritivas.

Actualmente son cada vez más los datos científicos que salen a la luz, sugiriendo que algunos de los productos bajos en calorías que consumimos (entre cuyos componentes se encuentra los edulcorantes), son beneficiosos en nuestra alimentación diaria y también ayudan a las personas que tratan de perder peso. Además sugieren también optar por alimentos o bebidas que contengan aspartamo (edulcorante bajo en o sin calorías usado comúnmente en algunos productos “light” o dietéticos), en lugar de los azúcares habituales, ya que reducen tanto  la ingesta de energía diaria como ayudan a controlar el peso corporal.
Por ello es importante incluir, para que una dieta tenga éxito, alimentos o bebidas de sabor agradable y es entonces cuando los aditivos bajos en calorías, se convierten en una solución muy práctica para aquellos preocupados por su peso, ya que logran una reducción de calorías en el producto final.

Dentro de las ventajas de los edulcorantes, nos encontramos con que no pierden su sabor y por ello son una excelente opción a la hora de elegir una comida sana y de seguir una determinada dieta. Adicionalmente ofrecen más opciones y variedad pero sin renunciar al sabor.

Es importante tener en cuenta, que estos edulcorantes no son por sí solos la solución al sobrepeso y a la obesidad, porque no eliminan el apetito, por tanto deben formar parte de una alimentación variada, moderadas y equilibrada y un estilo de vida activo y saludable que incluya el ejercicio físico de manera regular.

Esta entrada fue publicada en Salud y Medicina y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *