Edulcorantes en productos alimenticios

Los edulcorantes actualmente representan una buena opción para reducir la cantidad de calorías que consumimos diariamente, además de constituir una alternativa para las personas con Diabetes. Existen en el mercado una gran variedad de ellos.

La FDA o Administración de Fármacos y Alimentos en Estados Unidos y las instituciones de la Unión Europea aprueban y determinan una cantidad considerada como segura para el uso diario del consumidor. EUFIC tiene un listado de edulcorantes aprobados por estas organizaciones y que son de consumo seguro.

Aunque los edulcorantes bajos en o sin calorías se encuentran entre los aditivos alimentarios más estudiados, todavía hay concepciones erróneas en cuanto a su nocividad. Sin embargo, está probado que son saludables y que además aportan pocas calorías (según el tipo de edulcorante puede que ninguna), y así ayudan a perder peso o mantenerlo y controlar la ingesta de azúcar o hidratos de carbono, además de no provocar caries.

Uno de los edulcorantes más famosos es el aspartamo. Puede ayudar y ser parte de una alimentación variada, moderada y equilibrada, ya que reemplaza o reduce el consumo de azúcar, a la vez que mantiene un gran sabor. Es decir, que cuando se utilizan estos aditivos dentro de una alimentación diaria los edulcorantes pueden ser de mucha utilidad.

Esta entrada fue publicada en Salud y Medicina y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *