Los beneficios de las plantillas para pies especiales

Los pies son una parte fundamental de nuestro cuerpo ya que, además de ayudarnos a caminar, soportan el peso de nuestro cuerpo durante la mayor parte del día. A pesar de ello, muchas veces no les prestamos la suficiente atención para detectar posibles alteraciones que pueden influir en nuestra calidad de vida produciendo cansancio, dolor en las articulaciones, durezas y otro tipo de molestias.

 

 

Los pies con necesidades especiales

Conocer si tenemos unos pies que requieran cuidados especiales resulta esencial para atenderlos adecuadamente y mantenerlos saludables. La solución a muchas de estas molestias puede encontrarse en el uso de las plantillas para pies con necesidades especiales.

 

En el mercado se pueden encontrar plantillas para zapatos que se adaptan a casi todas las necesidades del pie y que reducen notablemente las molestias al caminar, nos ayudan a mejorar la alineación del cuerpo, redistribuyen las cargas y favorecen una correcta pisada. Existe una gran variedad de plantillas tanto de tratamiento y prevención como de descanso, fabricadas en distintos materiales y pensadas para todo tipo de pie y de calzado.

 

 

Plantillas que se adaptan a cada problema

Las plantillas de silicona son especialmente recomendables para los pies hinchados. Su diseño favorece la absorción de la fuerza que ejerce el cuerpo sobre la planta del pie y ayuda a relajarlo. La silicona es un material inodoro, lavable y muy resistente al uso.

 

Otra alternativa son las plantillas de gel, que absorben los impactos y proporcionan alivio a los pies delicados y cansados.

 

Tanto las plantillas de gel como las plantillas de silicona son muy indicadas para las personas que deben permanecer mucho tiempo de pie. Las medias plantillas para la parte delantera de los zapatos amortiguan la presión y relajan el pie si utilizamos zapatos de tacón.

 

Las cuñas que se fijan en la parte del posterior del zapato ayudan a aliviar la presión de los tobillos y la parte superior de los pies al elevar ligeramente los talones.

 

Las plantillas de carbón activado son las más recomendables para aquellas personas que padezcan mal olor en los pies, ya que este compuesto absorbe el olor. Para paliar los efectos del exceso de sudoración podemos recurrir a plantillas transpirables, absorbentes y antimicrobianas.

 

También existen soluciones para personas con pies especiales, como el pie plano, cavo, valgo o varo. En estos casos el uso de plantillas no corrige el problema pero ayuda a evitar molestias derivadas de estas alteraciones.

 

Uno de los trastornos característicos de los pacientes diabéticos es el flujo sanguíneo débil. Las plantillas para la diabetes ayudan a evitar la aparición de úlceras ya que favorecen la distribución de las presiones del pie y mejoran la circulación.

 

Las plantillas especiales para la práctica deportiva aportan estabilidad, proporcionan mayor agarre, mejoran el equilibrio y ayudan a colocar correctamente piernas, caderas y espalda. Además absorben mejor el impacto en el pie que se produce durante el ejercicio.

 

Como ves, sea cual sea la particularidad de tus pies, encontrarás unas plantillas que se adapten a tus necesidades.

Esta entrada fue publicada en Salud y Medicina y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *