Coches híbridos para un futuro sostenible

cochesparadesguaceCuando llega el momento de adquirir un coche nuevo ya no solo atendemos a los criterios tradicionales a la hora de valorar si su compra nos merece la pena o no. También hemos ido incluyendo poco a poco la conciencia ecologista dentro de nuestras decisiones de compra, en la medida en que, muy especialmente sobre todo, dichas medidas de ahorro de emisiones han ido poniéndose al alcance de los bolsillos medios.

En concreto el ahorro económico que para los conductores suponen los coches híbridos, así como su mayor autonomía si los comparamos con los vehículos eléctricos al cien por cien, hacen que su demanda previsiblemente vaya a aumentar sustancialmente para la próxima década.

Y por qué no decirlo, la compra de un vehículo ecológico puede ser un motivo excelente para que muchos conductores de nuestro país decidan tasar coches antiguos en los desguaces y deshacerse de ellos, para cambiar a estos nuevos modelos que consumen menos, suponen un ahorro considerable de emisiones al medio ambiente y que al mismo tiempo nos van a posibilitar un gasto de combustible bastante menor, lo cual a la larga también seguro que es muy de agradecer.

Pero realmente, aunque se hable mucho de este término, ¿sabemos a ciencia cierta qué es un coche híbrido? Pues bien, vamos a comprobarlo. Un coche híbrido es un tipo de vehículo que funciona mediante la combinación de un motor eléctrico y un motor basado en un combustible fósil, como puede ser la gasolina o el diésel. Así es, los coches híbridos disponen de dos motores, que ponen en marcha todo el vehículo. El motor de combustión interna tiene caja de cambios y un depósito de carburante, mientras que el motor eléctrico funciona mediante unas baterías recargables, aunque estas no tienen por qué cargarse exclusivamente mediante su conexión a la red eléctrica, sino que la mayoría se recargan automáticamente durante la marcha.

Con este sistema nos evitamos tener que estar pendientes todo el rato de tener a mano una conexión a la red, sobre todo en el caso de tener que hacer desplazamientos de gran kilometraje, y tampoco tenemos que esperar a que se recargue la batería cuando esta se vacíe. Por tanto, ganamos en autonomía y en comodidad, pero al mismo tiempo también estaremos ahorrando una gran cantidad de combustible (y por tanto, también de dinero), respecto a los vehículos que tienen un solo motor convencional que funciona con combustibles fósiles.

A la larga el futuro debe ser eléctrico, limpio y sostenible en el mundo del motor, pero la transición será más o menos larga en función de las facilidades para adoptar este tipo de tecnologías por parte de los conductores. Los coches híbridos suponen en ese sentido una opción ideal.

Esta entrada fue publicada en General, Motor. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.