De la antigüedad al suelo radiante

Empresas como Safeclima cada vez están instalando más la tecnología de suelo radiante. Este sistema de calefacción antiguo a día de hoy funciona mucho mejor que los clásicos y tradicionales radiadores, aunque la tecnología de esta calefacción ha cambiado mucho.

En la cultura celta las casas de los famosos castros no tenían una forma aleatoria. Su forma redonda servía para mantener mucho mejor el calor dentro de la casa. Además era normal que los animales estuvieran en un lugar dentro de los propios hogares o en un sitio habilitado para ellos justo en la puerta, de esta manera era mucho más difícil que el calor se escapara del hogar.

Durante la edad romana la calefacción evolucionó al sistema que conocemos y usamos hoy en día. Las villas y las famosas termas empezaron a usar el hipocausto, que consistía en hacer circular vapor de agua por debajo del suelo. Esto se dio a partir del siglo I después de Cristo. También la forma cuadrada de las ciudades servía para aprovechar mejor el calor que ofrecía el mismo sol. Durante la edad media, el sistema de calefacción no evolucionó, más bien lo contrario. Hasta el siglo XI no se utilizaba ningún sistema de calefacción, simplemente lo castillos al estar construidos en piedra ofrecían un ambiente agradable en invierno y en verano, y a partir del siglo XI en Castilla empezó a utilizarse el hipocausto romano.

Mucho ha cambiado desde entonces estos métodos. Ahora tenemos sistemas como la aerotermia, que reutiliza el aire del mismo ambiente para otros fines, como puede ser calentar una vivienda. Pero por otro lado estamos utilizando, y cada vez más, un sistema muy antiguo que data de la época romana, aunque hoy en día lo conocemos por otro nombre y la tecnología ha evolucionado la base sigue siendo la misma.

El suelo radiante ha demostrado ser el sistema de calefacción más eficiente que se ha utilizado a lo largo de la historia, con una vida que supera los dos mil años y que día a día sigue sumando instalaciones y clientes satisfechos que utilizan esta calefacción en sus hogares. Por supuesto ya no se utilizan ladrillos por debajo del suelo para hacer pasar el vapor de agua, sino que se utilizan tuberías de plástico o incluso resistencias eléctricas para calentar el suelo, aunque en el caso de las resistencias eléctricas está siendo rápidamente sustituido por el sistema de tubería por ser este mucho más eficaz.

Esta entrada fue publicada en Hogar. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.