Descubre cómo los amigos y familiares pueden ser beneficiosos en una mudanza

57-1Al momento de mudarnos, sobre todo si se trata de la primera vez, debemos aprovechar toda la ayuda de la que dispongamos, pero hacerlo de una forma inteligente, porque de nada sirve tener 20 personas en nuestro apartamento, si las que están embalando o trasladando las pertenencias son solamente 5.

Para evitar este tipo de realidades y disminuir los estorbos al máximo, te sugerimos una serie de pautas a tener en cuenta al momento de aceptar la ayuda de tus seres más allegados. Principalmente, porque en realidad los vas a necesitar aunque contrates una empresa de mudanzas, pero quizás en momentos diferentes del proceso.

Fase previa a la mudanza

Durante este periodo te resultarán útiles, todas aquellas personas que han vivido la experiencia de mudarse. Ellos serán tus mejores asesores al momento de decidir qué empresa de mudanza contratar. Por ejemplo, supongamos que vives en la provincia de Alicante, pero no conoces ningún servicio de mudanzas. Pues éste esta es la gente que cuenta con el perfil para preguntarle sobre un servicio de mudanzas en Alicante. También, es en esta fase donde te debes apoyar en tus amigos y familiares más detallista y delicados, porque son el equipo ideal para empezar a clasificar, proteger y embalar tus pertenencias. No importan si no gozan de buen gusto, porque lo que nos interesa es que sean minuciosos con la seguridad y ubicación de cada cosa.

Durante la mudanza

Aunque hayas contratado un servicio de mudanza, siempre es bueno contar con un par de manos extras, pero no exageres, no queremos a tu abuelita o tu sobrina en medio del lugar sirviendo de obstáculo móvil, para aquellos que si están trabajando. Durante la mudanza lo que te interesa es personas de gran fortaleza física, que sepan resolver cualquier contratiempo y que posean un vehículo propio para solventar cualquier situación.

Otro tipo de amigo o familiar a tener en cuenta durante la mudanza, son aquellos que tengan la posibilidad y el temperamento,  para hacerse cargo de tu mascota o las plantas que vas a trasladar a tu nuevo hogar. Esto te lo aconsejamos primero que nada, porque es posible que tu mascota sufra de un alto estrés por el cambio que se avecina y tener a un grupo de extraños en casas moviendo las cosas de aquí para allá, solo empeorará a situación y en el caso de plantas, la mayoría necesita un trato cuidadoso, para no dañarse, romperse o morir en el camino. Lo aconsejable es que tanto plantas como animales, lleguen al nuevo hogar una vez todo esté dispuesto en su sitio.

Posterior a la mudanza

Llegó el momento de decorar tu nuevo refugio, y no necesitas ni a los fuertes, ni a los minuciosos. Más bien, debes rodearte de aquellas personas que más te conozcan, que sepan tus gustos, la forma en la que dispones los cojines sobre el sofá o donde por lo general colocas la cubertería. Este es un trabajo ideal para mamás, hermanas y mejores amigas.

 

Esta entrada fue publicada en Hogar. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.