Plantas de valorización energética: cuando la basura puede iluminar al mundo

59-1Desde principios del nuevo milenio, España ha incorporado una serie de normativas que han ayudado a una gestión mucho más sana y útil de los desechos urbanos. Es decir, no solo limitó la emisión de residuos por parte de las antiguas incineradoras, sino que buscó a su vez, aprovechar la basura para mejorar la eficiencia energética del país y todo gracias a las plantas de valorización energética.

 

¿Qué son las plantas de valorización energética?

Una planta de valorización energética, es una instalación industrial donde se incineran los desechos urbanos bajo los estándares legalmente establecidos, esto quiere decir que la temperatura mínima es de 850°C durante por lo menos 2 segundos. El calor generado durante este proceso es aprovechado por una turbina para generar electricidad en la zona donde la planta se encuentra, pero también trae consigo otros beneficios como lo son la reducción del 905 de todos los desechos, así como una disminución de su peso en un 75%. Además, las cenizas, gases y demás contaminantes generados por medio del proceso son tratados de forma interna por la empresa con la intención de que no se liberen al ambiente y sigan ampliando el hueco de la capa de ozono o peor aún, enfermando a la población.

Los tratamientos térmicos efectuados por este tipo de instalaciones, se pueden clasificar en función a la cantidad de oxigeno que necesita el proceso. En España y más específicamente en Alicante, contamos con tres tipos de tratamientos específicos, que son los siguientes:

  • Incineración: En este tipo de tratamiento térmico la combustión de residuos se realiza con exceso de oxígeno.
  • Gasificación: Donde la combustión parcial de los desechos se hace con defecto de oxígeno.
  • Tecnologías emergentes: Aquí entran opciones como el plasma o la pirolisis, donde prácticamente no hay casi presencia de oxígeno en el proceso.

Razones para llevar los residuos a una planta de valorización energética

  1. Generan electricidad sin la necesidad de usar combustibles no renovables: La plantas de valorización solo hacen uso de los desechos urbanos para generar energía eléctrica, lo que se traduce en un desarrollo sostenible y un aprovechamiento mucho más inteligente de la basura. Sin hablar, de todo los beneficios ecológicos como lo son la reducción de desechos, disminución de los niveles de contaminación y la sustitución de los combustibles tradicionales que han generado un enorme impacto ambiental negativo.
  2. El uso de vertederos es un despilfarro de terrenos y recursos: Disponer de un espacio geográfico simplemente para acumular basura, no es solo un despilfarro de la tierra, también trae consigo un gasto excesivo de dinero, para un lugar que pronto verá mermada su capacidad su capacidad de resguardar la basura, volviéndolo un proyecto poco sostenible a largo plazo.
  3. Las plantas de valorización disminuyes drásticamente el volumen de los residuos: Solo un 10% del residuo no se consume en el proceso energético y muchas veces este pequeño porcentaje puede ser reutilizado.

Si te interesa todo lo concerniente al manejo de desechos o a la generación de energías alternativas, te invitamos a visitar cualquier empresa encargada de la gestión de residuos.

Y como siempre, te invitamos a que dejes tus comentarios en el hilo de este artículo, para que de esta manera podamos ayudar a otros posibles usuarios seguidores de nuestro blog.

¿Te animas y comentamos juntos lo que te hemos comentado en este post?

Un saludo y hasta el siguiente artículo. 😉

 

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.